17 Noviembre 2019

XXXIII Domingo del Tiempo ordinario

Año C

Preguntan cuál será el signo pero, más que buscar signos, debemos nosotros, con nuestro estilo de vida, ser signo del mundo nuevo venidero.

Ml 3,19-20a; Sal 97 (98); 2Ts 3,7-12; Lc 21,5-19

La palabra de Dios nos ofrece algunas respuestas de cómo vivir en la espera del futuro. Se necesita aceptar que lo que construimos estas destinado antes o después a terminar. Un segundo discernimiento atento, porque es fácil ser engañados. De hecho, las palabras con las quel os falsos mesías se presentan son similares a las pronunciadas por Jesús: el tiempo se acerca. Mas que una situación, el Señor va reconocido en las pruebas que podemos vivir: en ellas, las palabras que vienen donadas a nuestro testimonio, en la capacidad de perseverar que recibimos, en la salvación que gustamos, podemos reconocer las señales de cercanía del Señor. Otros comportamientos nos vienen sugeridos de Malaquias y de San Pablo. Jesus nos dice que más que buscar los signos, debemos nosotros, con nuestro estilo de vida, convertirnos en signo del nuevo mundo venidero.

Comentario de la Comunidad de Dumenza
Traducción de dom Elias OSB

Pin It on Pinterest

Share This

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Non utilizza cookie per finalità commerciali né fornisce a terzi le informazioni sugli utenti. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo. Per saperne di più sui cookie, clicca su maggiori informazioni

Questo sito utilizza i cookie per fornire la migliore esperienza di navigazione possibile. Continuando a utilizzare questo sito senza modificare le impostazioni dei cookie o cliccando su "Accetta" permetti il loro utilizzo.

Chiudi